El estrés crónico engorda.

El estrés crónico engorda.

Cuando empieza a marcharse el invierno nos invade la angustiosa pregunta: ¿Entrarán mis carnes en la ropa primaveral del año pasado? Ante la incertidumbre, la resolución inmediata suele ser iniciar unos de esos regímenes de «nada de pan, nada de alcohol, nada de...

Suscribe gratis a nuestro boletín electrónico

Únete a nuestra lista de correo para recibir las últimas noticias y  actualizaciones

¡Exito!

Pin It on Pinterest