Cuando dormimos el cuerpo continúa quemando kilocalorías para mantener las funciones vitales. Uno de los grandes consumidores metabólicos también durante el sueño es el cerebro. Este órgano no descansa en esta etapa de descanso del cuerpo. De hecho, mantiene una ferviente actividad que le permite, entre otras muchas actividades, gestionar la memoria.

La tasa metabólica basal

Hay muchos factores que influyen en el metabolismo de cada persona. Sin embargo, se puede hacer un cálculo del gasto energético durmiendo según la tasa metabólica basal (TMB) de cada persona. El TMB corresponde al 85% del total de kilocalorías consumidas cada 24 horas tan solo con la respiración, la circulación, la reparación celular, el control de la temperatura corporal y la actividad cerebral. El ejercicio físico no se cuenta en esta suma.

El otro 15% del total se consume durante el sueño.

Cada TMB es diferente ya que depende de la edad, del tamaño del cuerpo, del sexo, de la dieta, de las hormonas y de la genética de cada persona.

Vamos a ejercitar el cerebro con un poco de matemáticas. Es una fórmula sencilla pero requerirá que tengas una calculadora a mano. El cálculo del total de kilocalorías basales gastadas cada día viene a ser entre 0,9 y 1,0 kilocalorías por peso y por hora. La altura también es un factor. Normalmente, cuanto más altura más kilocalorías.

De esa manera, durmiendo 7-8 horas una mujer de unos 45 años con normopeso y estatura promedio consume unas 450 kilocalorías por noche. Mientras que un hombre de unos 40 años consume unas 520 kilocalorías en ese mismo tiempo nocturno. Estas cifras se reducen ligeramente con la edad.

Por consiguiente, no es de extrañar que halla personas que se levanten con hambre tras una noche de sueño reparador. Y el cerebro será uno de los principales responsables del consumo de esas kilocalorías.

Si tras la noche desayunas:

-1 vaso pequeño de zumo de naranja.

– 1 rebanada de pan integran con mantequilla y miel.

– 1 vaso de leche de avena integral.

-1 pieza de fruta (pera, manzana)…

… habrás repuesto la kilocalorías gastadas durante la noche.

Suscribe gratis a nuestro boletín electrónico

Únete a nuestra lista de correo para recibir las últimas noticias y  actualizaciones

¡Exito!

Pin It on Pinterest

Share This