Select Page

La empatía de las personas cuando el prójimo está sufriendo algún dolor es bien conocida. ¿No sentís dolor al contemplar la extracción del diente del dibujo? 🙁

Tan solo con ver a una persona que se fractura un miembro por una caída hay muchas otras personas sanas que sienten dolor como si fuera en sus propias carnes. Según el grado de empatía, hay personas que ni siquiera son capaces de escuchar una descripción de una operación del cirujano sin sentir malestar y que se les ponga mal cuerpo.

Pero ¿Influye también en un individuo que los demás con su dolor? Un estudio efectuado por investigadores de Lyon (Francia) ha demostrado que hay una importante influencia en el dolor según el comportamiento de los demás.

A mayor grado de empatía, menos dolor siento

En el estudio, un grupo de actores emularon los sentimientos de empatía, indiferencia o neutros frente al dolor de alguien.

A continuación, se analizaron  los cambios subjetivos en el dolor y el ritmo cardiaco en 30 personas que padecían dolor.

Cuando los comentarios eran de empatía, se atenuaba la sensación de dolor. Sin embargo, cuando los comentarios no eran empáticos, se observaba un aumento del ritmo cardiaco en las personas con dolores, como si ese dolor se hubiera intensificado.

Estos resultados indican que la empatía de los demás con el dolor propio alivia la sensación dolorosa. Por el contrario, la no empatía produce un sentimiento de culpa o irritación y rabia que hace incrementar el dolor.

Lo más curioso es que esos sentimientos eran totalmente subjetivos, ya que no había ningún factor externo que pudiera aumentar o disminuir la sensación dolorosa.

Es probable que se necesiten menos analgésicos para aliviar un dolor cuando nuestro entorno social es afectivo y empático.

 

Suscribe gratis a nuestro boletín electrónico

Únete a nuestra lista de correo para recibir las últimas noticias y  actualizaciones

¡Exito!

Pin It on Pinterest

Share This