Select Page

El entrenamiento de alta intensidad ha ganado mucha popularidad ya que produce cambios físicos en poco tiempo, incluso en personas que no estaban preparadas físicamente o eran sedentarias.

¿El entrenamiento intensivo cambia el cerebro?

Cada vez hay más evidencias científicas que apuntan a que la práctica del ejercicio de alta intensidad mejora la memoria y los aspectos cognitivos.

Las causas aún no están claras, pero todo apunta a que el ejercicio intensivo aumente los niveles en sangre de algunas moléculas como el lactato. La formación del lactato aumenta con el entrenamiento intensivo. Incluso hasta no hace mucho se consideraba responsable de las agujetas y calambres musculares, si bien ese concepto está actualmente descartado.

El cerebro usa el lactato para su actividad

Aunque de manera tradicional se ha considerado la glucosa como el alimento esencial por excelencia de las neuronas, las investigaciones recientes apuntan a que el lactato que se genera por el ejercicio de alta intensidad también llegue al cerebro donde puede participar en diversas funciones.

Por ejemplo, el lactato se asocia con la producción de neurotransmisores, es decir, los mensajeros químicos que las neuronas usan para comunicar entre ellas.

Además, el lactato en el cerebro también se correlaciona con un aumento de factores de crecimiento que mejoran la actividad de aprendizaje y la memoria.

Ejercicios “a la carta” según la persona y el tipo de ejercicio

Los cambios bioquímicos que se observan en el cerebro pueden ser distintos de ejercicios aeróbicos de baja intensidad (que producen menos lactato) o ejercicios de resistencia anaeróbicos (ejercicios de fuerza con peso elevado).

Aunque se ha estudiado menos, es probable que el tipo de ejercicio que más lactato genera sea el de resistencia. Además, este tipo de pautas son preferibles frente al ejercicio de alta intensidad para las personas de edad avanzada y con obesidad. Para una persona mayor no resistiría una sesión de “cross-fit” por ejemplo.

Además, hay que tener en cuenta que el ejercicio tendrá efectos distintos según el tipo de persona. Las personas menos entrenadas tendrán mayor producción de lactato que las que están muy entrenadas.

Las terapias futuras para la salud del cerebro contarán con los efectos beneficiosos del lactato a partir de ahora.

Suscribe gratis a nuestro boletín electrónico

Únete a nuestra lista de correo para recibir las últimas noticias y  actualizaciones

¡Exito!

Pin It on Pinterest

Share This