Select Page

La curcumina es un polifenol derivado de la cúrcuma (Curcuma longa), una hierba originaria del sur de Asia. Se usa en la cocina asiática, en particular la hindú, como colorante natural y para la medicina tradicional. Por ejemplo en la medicina Ayurveda, un sistema de medicina hindú tradicional, se ha documentado desde siglos propiedades con respiratorios, hepáticos, anorexia, catarro, reumatismo, propiedades antiinflamatorias, antivirales y antioxidantes. Ahora, numerosos trabajos de investigación en neurociencia han demostrado que tiene además propiedades protectoras frente el Alzheimer.

La cúrcuma para el tratamiento del Alzheimer.

Algunos estudios epidemiológicos en la población hindú han establecido que tienen una de las tasas más bajas de Alzheimer en el mundo. En India se consume una alta cantidad de cúrcuma en muchos platos (entre 22 y 29 g al mes), uno de los factores a los que se atribuye esta baja tasa de Alzheimer es precisamente en el consumo elevado de esta especia.

La eficacia de la cúrcuma en la prevención y mejora de la patología de Alzheimer se basan en numerosos aspectos moleculares de acción eficaz en las neuronas que contribuyen a aliviar los síntomas. Incluso muchos investigadores consideran que su potencial es mucho más eficaz que los tratamientos actuales que existen para esta patología del cerebro.

¿Cápsulas de curcumina para el cerebro?

Sin embargo, a pesar de las bondades de esta especia, el problema que se plantea es cómo conseguir una óptima biodisponibilidad de la misma, es decir cómo hacer que cuando se toma llegue adecuadamente al cerebro y no se degrade en la sangre. Normalmente aunque uno consuma mucho de esta especia, ello no quiere decir que toda la que se consume llegue a hacer un efecto terapéutico eficaz.

Una de los factores que favorece su metabolismo es el consumirla con alimentos ricos en carbohidratos y grasas saludables, que son fundamentalmente los que se usan en muchas recetas hindúes. Otra estrategia aún por desarrollar para que sea terapéutica es incluirla en nanopartículas (es decir partículas de muy pequeño tamaño en el que se introduzca la especia y circule por la sangre para llegar a los tejidos del organismo).

Sugerencias de recetas fáciles con cúrcuma

Mientras esta tecnología se desarrolla, puede siempre incorporarla a los platos de tu cocina, ya que se adquiere fácilmente en muchas tiendas de especias y tiene un sabor agradable que intensifica el gusto de la comida.

En esta página web, puedes encontrar algunas recetas que yo misma he preparado que contienen cúrcuma. Son ricas, sabrosas, de bajo coste y fáciles de elaborar.

Passanda hindú de pollo con yogur

Sopa de garbanzos estilo marroquí

Quiso de pavo con nueces, granada y especias de Oriente Medio

Chicharros (o sardinas) con tomate y jengibre al curry

Brochetas de pollo con cardamomo y yogur

Suscribe gratis a nuestro boletín electrónico

Únete a nuestra lista de correo para recibir las últimas noticias y  actualizaciones

¡Exito!

Pin It on Pinterest

Share This