Select Page

El Alzhéimer se asocia con defectos cognitivos y deficiencias metabólicas. Es una enfermedad incurable para la que se buscan constantemente estrategias para mejorar los síntomas y evitar su aparición.

Los probióticos para mejorar la salud del intestino podrían también mejorar los síntomas de Alzhéimer.

El Alzhéimer se relaciona con problemas metabólicos

Como ya se ha comentado anteriormente en este blog, el Alzhéimer es una enfermedad del cerebro que se asocia con el envejecimiento de la persona. Los primeros síntomas suelen ser pérdida de la memoria de acontecimientos recientes y paulatinamente roba al paciente el sentido de sí mismo.

Entre los factores desencadenantes de esta enfermedad están también los problemas metabólicos. Entre éstos están las alteraciones en los niveles normales de insulina, grasas y glucosa en sangre.

Los microorganismos del intestino son importantes para el cerebro

Los microorganismos del intestino (llamados de manera genérica microbiota) son un enorme ecosistema que se modifica de acuerdo a la dieta, la edad, el estrés y los antibióticos. Las investigaciones recientes, han demostrado que las alteraciones en la microbiota afectan la función del cerebro. Aunque aún menos demostrado, estos desequilibrios del intestino también afectan la memoria y el aprendizaje. En este sentido, algunos probióticos (es decir, bacterias vivas que se toman en algunos preparados) ayudan a mejorar los desequilibrios de la microbiota, y también pueden beneficiar la memoria.

Tratamiento con probióticos para el Alzhéimer

Un trabajo científico reciente efectuado por investigadores de Irán ha demostrado que el tratamiento con probióticos durante 12 semanas puede mejorar aspectos cognitivos y metabólicos de pacientes con Alzhéimer.

En el estudio dividieron a los pacientes en dos grupos de 30 voluntarios, todos ellos con Alzhéimer. Al grupo control le administraron 1 vaso (200 ml) de leche diarios mientras que el grupo experimental tomó un suplemento de varias bacterias del intestino. Concretamente, les dieron una combinación de Lactobacillus casei, Bifidobacterium bifidum y Lactobacillus fermentum (2 billones de bacterias al día) cada día durante 12 semanas.

Tras el tratamiento no se observaron efectos perjudiciales ni hubo aumento de peso. Sin embargo, las personas que habían tomado el preparado probiótico tenían mejores resultados en los tests para la memoria. Los preparados probióticos también mejoraron algunos aspectos metabólicos, como son los niveles de insulina y de grasas (triglicéridos) en sangre.

Si bien queda aún mucho por investigar sobre los mejores probióticos para mejorar el Alzhéimer, este estudio abre una ventana pionera de nuevas estrategias para combatir esta terrible enfermedad.

Suscribe gratis a nuestro boletín electrónico

Únete a nuestra lista de correo para recibir las últimas noticias y  actualizaciones

¡Exito!

Pin It on Pinterest

Share This