Categorías
Actualidad Enfermo

¿Qué tipo de probióticos se pueden utilizar para la epilepsia?

Esta pregunta me la formuló Cynthia, una seguidora de mi blog. La patogénesis de la epilepsia está asociada a mecanismos complejos que no se pueden reducir a un simple tratamiento con probióticos. Sin embargo, también se propone una afección intestinal que podría influir en las crisis epilépticas. En este artículo te comento la respuesta para Cynthia, a la que agradezco su participación.

La epilepsia es una enfermedad neurológica frecuente.

Esta enfermedad afecta a un número elevado de personas de todas las edades desde la infancia y la adolescencia. La epilepsia reúne diversos parámetros neuropatológicos que pueden contribuir a la alteración de actividades neuronales. Uno de los factores observados se basa en un desequilibrio entre factores excitatorios (que aumentan la actividad neuronal) e inhibitorios (que reducen la actividad neuronal) como si de alguna manera el cerebro no se pudiera “encender y apagar” en equilibrio. Por otra parte, también existen desequilibrios entre factores antioxidantes y pro-oxidantes que alteran la función celular.

Aunque son todavía poco conocidos, algunos factores apuntan a desequilibrios en la microbiota intestinal y que contribuirían a los procesos convulsivos. Por consiguiente, algunos probióticos para recuperar el equilibrio intestinal podrían contribuir a aliviar los síntomas de la epilepsia.

Probióticos para la epilepsia.

Respecto a los tratamientos con probióticos para mejorar la epilepsia todavía hay pocos estudios científicos.Hay algún estudio (efectuado en animales de experimentación) que demostró que algunas especies de bacterias el género Lactobacillus inducían una mejoría frente a síntomas de epilepsia.

Concretamente, las bacterias eran tres: Lactobacillus rhamnosus, Lactobacillus reuteri y Bifidobacterium infantis (CFU ~ 10 elevado a 9) para cada una de ellas durante 3 semanas de tratamiento. En otro estudio efectuado en centros de investigación españoles se observó que el tratamiento de 45 pacientes con epilepsia durante 4 meses de las cepas Lactobacillus acidophilus, Lactobacillus plantarum, Lactobacillus casei, Lactobacillus helveticus, Lactobacillus brevis, Bifidobacterium lactis y Streptococcus salivaris a razón de 10 elevado a 11 en 2 tomas diarias redujo el número de crisis epilépticas en el 30% de los casos.

Estas bacterias las puedes encontrar en probióticos si bien tendrás que leer bien la composición para contar con las cepas adecuadas. También tienes que acompañarlo de una dieta que fomente la actividad de estas bacterias y que ayude a aumentar los niveles de GABA (ácido gamma aminobutírico).

Hay alimentos que contribuyen a estos efectos y que encontrarás indicados en mi libro «Pon en forma tu cerebro» (RocaEditorial) que ha salido publicado en noviembre 2019.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *