Las bacterias del intestino siguen cubriendo las portadas de revistas científicas. Cada día surgen nuevos hallazgos sobre bacterias con propiedades beneficiosas para la salud del cerebro y del organismo en general.

En esta ocasión, investigadores españoles han caracterizado un probiótico (preparado de bacterias vivas) que tienen la capacidad de bajar los niveles de colesterol. También presenta potentes propiedades antioxidantes y antiinflamatorias.

La base está en los arándanos

En la investigación participaron investigadores de la Universidad de Vigo en colaboración con investigadores del Ocean University de China. Estos investigadores utilizaron parte de los desechos al preparar un “orujo de arándanos”.

En general, los probióticos más comunes son aquellos que proliferan en los fermentos lácticos (yogur, kéfir, queso, crema ácida, etc.) del tipo Lactobacillus. Sin embargo, hay otros tipos de fermentos también muy saludables para la flora intestinal que proceden de la fermentación de las frutas y verduras.

En este sentido, se sabe que los arándanos son un súper alimento para el cerebro, en el sentido de que no solamente aportan una alta cantidad de elementos antioxidantes sino que además fomentan la proliferación de algunas bacterias beneficiosas como Akkermansia muciniphila. Esta bacteria vive en el colon y se considera altamente beneficiosa porque cuando aumentan sus niveles las personas tienen tendencia a reducir el riesgo de obesidad y mejoran el metabolismo. También es una bacteria que se asocia a la longevidad, ya que aparece aumentada en el intestino de personas de edad avanzada.

Se pueden preparar en casa a partir de remolacha, tomate, frutas variadas, etc. En una de las recetas de los artículos que he preparado este mes, encontrarás una forma muy sencilla de preparar una bebida fermentada de arándanos.

Bajar el colesterol en un 67%

En la investigación participaron investigadores de la Universidad de Vigo en colaboración con investigadores del Ocean University de China. En sus ensayos, publicados en la revista Food Chemical Toxicology, demostraron que los ingredientes activos de este preparado resultante de los desechos del orujo de arándanos consigue reducir el colesterol en más del 67%. Hasta la fecha, no existe ningún medicamento con esta potencia reductora del efecto lipídico.

Los investigadores explican que es probable que esta capacidad anticolesterol se deba a la riqueza en antocianinas y proantocianidinas abundantes en los arándanos. Sin embargo, todavía queda confirmar si este efecto se reproduce en el organismo completo, ya que hasta ahora los ensayos se hicieron en el laboratorio “in vitro”.

Probiótico anti-fatiga

Otra propiedad prometedora e interesante de este probiótico es su capacidad para reducir la fatiga tras el ejercicio.

Para esta comprobación, los investigadores suministraron este probiótico durante 1 mes a un grupo experimental de ratones. Comprobaron que tras el tratamiento estos ratones potenciaban su resistencia física en comparación con ratones que no habían sido tratados con el fermento de arándanos.

Los científicos comprobaron que los ratones que habían tomado el probiótico tenían una menor fatiga cuando practicaban ejercicio físico intensivo y además mantenían una mejor regulación del peso.

Aunque estos datos son aún experimentales son un reflejo de los efectos beneficiosos que pueden tener algunos tipos bacterianos que proliferan en los alimentos fermentados y enriquecen la flora intestinal.

 

 

 

Suscribe gratis a nuestro boletín electrónico

Únete a nuestra lista de correo para recibir las últimas noticias y  actualizaciones

¡Exito!

Pin It on Pinterest

Share This