Select Page
Al cerebro le encanta la grasa.

Al cerebro le encanta la grasa.

El cerebro está lleno de grasa. Junto con el agua, es el componente más abundante. La necesita para desarrollarse y mantenerse, así como para la mayor parte de las funciones que desempeña. Por esa razón, el cerebro atesora la grasa, y esencialmente no la consume para...

Suscribe gratis a nuestro boletín electrónico

Únete a nuestra lista de correo para recibir las últimas noticias y  actualizaciones

¡Exito!

Pin It on Pinterest