Select Page

Todos sabemos las propiedades para el corazón y la piel del aceite de oliva. ¿Sabías que el cerebro lo necesita para estar en forma? La ciencia te informa.

Aceite de oliva en redes sociales neuronales

El aceite de oliva es rico en omega-9 (no el famoso omega-3, sino otro). Este ácido graso es muy abundante en el cerebro y las neuronas lo necesitan para comunicarse entre ellas. Si te falta omega-9 puedes tener sensación de agotamiento mental, falta de concentración, desánimo, aturdimiento y menos capacidad memorística.

Protector contra enfermedades del cerebro

Los estudios científicos que demuestran que los componentes esenciales del aceite de oliva (oleocantal, polifenoles, oleuropeína) son muy numerosos. En estos trabajos se demuestra que las bondades del aceite de oliva son fantásticas. Gracias a su abundancia en polifenoles, ayuda a limpiar la sangre de residuos oxidativos que son particularmente abundantes en el cerebro.

Pero además, en las publicaciones científicas más recientes han emergido otras fantásticas propiedades para el cerebro:

Protege a las neuronas tras lesiones traumáticas.

Limpia de tóxicos como el amiloide, relacionado con el desarrollo de Alzheimer.

Es anti-depresivo y ansiolítico.

¡A seguir consumiendo este oro líquido tan bondadoso!

Si lo mezclas con tomillo, también beneficia la flora intestinal que el cerebro necesita para su salud.

Eso sí, recuerda que la dieta mediterránea no consiste en tomar aceite de oliva y un montón de pan blanco y dulces. El aceite de oliva no puede con todos los males que nos echemos para el cuerpo.

Suscribe gratis a nuestro boletín electrónico

Únete a nuestra lista de correo para recibir las últimas noticias y  actualizaciones

¡Exito!

Pin It on Pinterest

Share This