Select Page

La depresión es una enfermedad devastadora que resulta compleja en su tratamiento. Una de las razones de su complejidad reside en la dificultad para entender cómo se correlaciona la depresión con los distintos tipos de neuronas en el cerebro. Un nuevo estudio abre una nueva luz sobre esta enfermedad, identificando un nuevo gen relacionado.

Según la OMS, la depresión es un trastorno mental muy común que afecta a unos 300 millones de personas en el mundo. En Europa se considera la tercera causa de importancia para la incapacidad laboral.

Los factores relacionados con esta enfermedad son de diversa índole, desde sociales, psicológicos o incluso relacionados con la propia fisiología de cada persona.

Si bien existen diversos tipos de tratamientos, de índole psicológica y farmacológica, muchas de estas terapias resultan ineficaces en muchas personas. Por ello, la depresión sigue siendo motivo de una intensa investigación para conseguir diagnósticos y tratamientos más eficaces.

Defectos en la comunicación entre neuronas

Como ya se ha comentado en otros artículos, en la depresión se observan deficiencias en la producción de algunos neurotransmisores, es decir, moléculas que las neuronas producen para comunicarse entre ellas.

Uno de los afectados es la serotonina, cuyos niveles suelen estar más bajos en algunas áreas del cerebro. Otro neurotransmisor relacionado es la dopamina, cuya deficiencia también se asocia a estados depresivos.

Nuevo gen implicado en la depresión

Un equipo de investigadores de EE.UU ha identificado un nuevo gen, denominado Slc6a15. Este gen se expresa en las neuronas de algunas regiones del cerebro relacionadas con los circuitos de recompensa (como el núcleo accumbens), en particular en neuronas que producen dopamina.

Los investigadores utilizaron ratones con síntomas de apatía y estado anímico bajo, a los que expusieron a situaciones de estrés. En estos ratones, observaron que tenían bajos los niveles del gen Slc6a15.

Sin embargo, cuando inducían un aumento de la expresión de este gen, los ratones mostraron una respuesta menor al estrés.

Importancia en el cerebro humano

Para comprobar si este gen podría también tener efectos similares en el cerebro humano, analizaron a continuación muestras post-mortem de personas que habían muerto por suicido y en los que se había diagnosticado previamente depresión.

Sorprendentemente, comprobaron que el núcleo accumbens de estas personas había niveles inferiores del gen Slc6a15, indicativo de una correlación entre la enfermedad y la expresión de este gen.

Si bien este estudio muestra datos prometedores en posibles terapias futuras de esta enfermedad, hay que tener en cuenta que existen aproximadamente unos 200 genes en estudio que podrían estar potencialmente implicados en la depresión. Por consiguiente, habrá que confiar que en un futuro cercano se puedan aplicar terapias génicas dirigidas para solventar y aliviar los síntomas de esta enfermedad del cerebro.

Suscribe gratis a nuestro boletín electrónico

Únete a nuestra lista de correo para recibir las últimas noticias y  actualizaciones

¡Exito!

Pin It on Pinterest

Share This