El azafrán tiene excelentes propiedades conocidas desde etapas ancestrales. Su conocimiento para la gastronomía y la medicina remonta a más de 2.000 años a. C. Por otra parte, algunas investigaciones han demostrado in vivo e in vitro que la crocetina (componente del azafrán) tiene propiedades anti-tumorales en el cerebro (gliobastomas).

El oro rojo es beneficioso para la salud

Las propiedades curativas del azafrán cuentan con una larga tradición histórica como fármaco en Europa. Se utilizaba para el asma, los resfriados, los desórdenes hepáticos, la vista, artrosis y hasta problemas de la piel.

Se deben a sus componentes esenciales, picrocrocina y safranal, que le aportan su color anaranjado y su sabor ligeramente amargo. Ambos compuestos son de la familia de los carotenoides (pro-vitamina A), además de licopeno y zeaxantina, todos ellos potentes antioxidantes naturales. También contiene ácido gálico (anti-inflamatorio), vitaminas B6, B9 y potasio. Por todo ello, es una especie con excelentes propiedades para el cerebro.

Azafrán para el ánimo y la memoria

De acuerdo a los estudios científicos, el azafrán fomenta actividades del cerebro relacionadas con el estado emocional, la memoria y el aprendizaje.En la Edad Media, el azafrán se utilizaba para combatir la melancolía y el ánimo. El problema es que para ello hay que consumirlo en grandes cantidades, lo cual sería inviable en la época actual. Algunos estudios han demostrado que 15 mg de azafrán combinados con 500 mg de curcumina durante 3 meses mejoraban la ansiedad y la depresión. Por otra parte, 30 mg de azafrán durante 4 meses mejoran la actividad mental y la memoria.

El problema principal es que el tratamiento casero puede ser realmente caro en precio.

Azafrán frente a los glioblastomas

Los gliomas son tumores cerebrales que aparecen como consecuencia de un crecimiento aberrante de las células de la glia. Estas células son muy abundantes en el cerebro y desempeñan funciones muy importantes para el cerebro. Entre otras, actúan como defensas y soporte de las neuronas.

En un nuevo estudio científico se ha demostrado que la crocetina del azafrán. En concreto, en los análisis in vitro observaron que la crocetina tenia propiedades anti-proliferativas, reduciendo el número de células que se desarrollaban. También se reducían los niveles de algunos marcadores del tumor.

Estos análisis fueron confirmado in vivo en animales de experimentación. En particular, se demostró que la crocetina era incluso más eficaz que los tratamientos de radioterapia para este tratamiento. Para ello se necesitaban 100 mg de azafrán diarios por kilo de peso del animal.

Estos resultados son prometedores pero no hay que olvidar que son ensayos en animales de experimentación a dosis elevadas de azafrán.

Mientras tanto, tampoco viene mal usar el aromático oro rojo en nuestros platos gastronómicos.

Aquí tienes algunas recetas con azafrán:

OLLA DE JUDIONES CON COL Y AZAFRÁN

COLA DE RAPE CON ALCACHOFAS, GUISANTES Y NARANJA              

También encontrarás otras muchas recetas apetitosas en “Pon en forma tu cerebro” (RocaEditorial).

Suscribe gratis a nuestro boletín electrónico

Únete a nuestra lista de correo para recibir las últimas noticias y  actualizaciones

¡Exito!

Pin It on Pinterest

Share This