La estimulación magnética transcranial podría revertir la pérdida de la memoria que va muchas veces ligada al envejecimiento. La técnica ha demostrado que revierte la memoria de los mayores al nivel de los jóvenes.

La memoria merma con la edad

Todos sabemos que la memoria se va perdiendo al envejecer. Lo experimentamos en nosotros mismos a partir de una cierta edad.

Uno de los síntomas más comunes es la pérdida de la memoria que denominamos de trabajo o memoria operativa. La memoria de trabajo es una de las que más usamos diariamente. Es la que nos permite recordar números de teléfono cuando nos los dicen, al menos por unos segundos y permite hacer cálculos, tomar decisiones “sobre la marcha” y gestionar situaciones de la vida diaria.

Con el paso de los años esta capacidad se ve reducida, lo que puede resultar un inconveniente para muchas tareas diarias.

Pérdida de la sincronicidad entre las neuronas

¿Por qué perdemos esta capacidad memorística aún sin tener una enfermedad neurodegenerativa? Es aún una cuestión abierta. Una de las observaciones publicadas recientemente ha sido encontrar que la sincronicidad de las neuronas es importante para mantener esta actividad de la memoria.

Las neuronas se comunican por impulsos eléctricos y químicos, de tal manera que las neuronas adyacentes o mejor comunicadas entre sí pueden presentar una actividad sincrónica. Cuando las neuronas pierden su sincronización, la memoria empieza a fallar.

Recuperar la memoria de la juventud en 25 minutos

En el estudio, los investigadores estimularon transcranealmente las neuronas de voluntarios de entre 60-70 años en varias zonas del cerebro relacionadas con la actividad memorística. La sesión duró 25 minutos consiguiendo una recuperación de la sincronización entre las neuronas en estas zonas en ese poco tiempo.

La excelente noticia fue que estas personas conseguían recuperar la agilidad mental a niveles de personas más jóvenes. La mala noticia era que esta mejoría tan solo duró 50 minutos. Después de ese tiempo volvían a los niveles de capacidad memorística de antes del experimento.

Terapia prometedora

Los investigadores del estudio comentan que una de las buenas noticias extraídas de estos resultados es que la pérdida de memoria no es irreversible. Por otra parte, podría ser una terapia prometedora para mejorar los síntomas de deterioro cognitivo de personas con alzhéimer sin necesidad de fármacos.

Más allá de la memoria

Este tipo de estimulaciones están resultando muy interesantes para corregir otro tipo de anomalías como puede ser la disfagia (dificultades para tragar) como consecuencia de una lesión. Un nuevo estudio recién publicado ha demostrado que la estimulación magnética transcraneal en la zona del cerebelo recupera la capacidad de tragar y la estimulación en la musculatura del esófago.

Como broma, he visualizado de repente a que llegue un momento en el que veamos a personas por la calle con sus estimuladores transcraneales portátiles. :))

Suscribe gratis a nuestro boletín electrónico

Únete a nuestra lista de correo para recibir las últimas noticias y  actualizaciones

¡Exito!

Pin It on Pinterest

Share This