Select Page

Las vivencias de emociones intensas nos provocan recuerdos más vívidos. Un nuevo estudio demuestra que también fomentan los recuerdos neutros no emotivos.

Todos sabemos que la excitación emocional puede producir recuerdos vívidos y duraderos de experiencias emotivas. A veces somos capaces de recordar con detalle momentos de nuestra infancia en los que sentimos una gran emoción por algún evento. Sin embargo, hasta ahora no se sabía si los momentos emotivos intensos podían también activar de manera retrospectiva la formación de recuerdos posteriores a esa emoción, incluso recuerdos banales o “neutros”.

Un estudio publicado en la prestigiosa revista Nature Neuroscience ha demostrado que las experiencias emotivas de nuestro cerebro afectan a los eventos futuros para que sean más fáciles de recordar. Esto quiere decir que la memoria se activa en el lapso de tiempo posterior a haber vivido un evento de sentimientos intensos.

Mirar imágenes emotivas activa la memoria de recuerdos neutros

Para el estudio, el grupo de voluntarios se puso a mirar una serie de imágenes que le fueron asignadas por los investigadores. Una parte del grupo miraba primero imágenes que provocaran emociones, y después imágenes neutras. La otra parte del grupo miraba primero las imágenes neutras y después las emotivas, en el lapso de tiempo entre 9 y 33 minutos.  A las seis horas de haber visto las imágenes, se comprobaba lo que los participantes recordaban de lo que habían visto.

Los resultados demostraron que el grupo que veía primero las imágenes emotivas recordaba de manera más intensa las imágenes neutras, en comparación con el grupo que veía primero las imágenes neutras. Esto también se correlacionaba con las imágenes de los cerebros de estas personas, en los que se veía que las regiones de la memoria estaban más activas en aquellos con el cerebro más emocionado.

Estos hallazgos sugieren que  las medidas de la experiencia emotiva neutra pueden persistir en el tiempo, y además predisponen a la manera de codificar y recibir la información posterior, aunque no esté relacionada.

En otras palabras, el aprendizaje en el cerebro podría estar muy influenciado por las experiencias emotivas precedentes.

Suscribe gratis a nuestro boletín electrónico

Únete a nuestra lista de correo para recibir las últimas noticias y  actualizaciones

¡Exito!

Pin It on Pinterest

Share This