Tenemos tendencia a pensar que una persona súper dotada va a tener más cabeza y un cerebro más grande. Sin embargo, no parece ser el caso. La inteligencia más brillante se basaría en circuitos más eficaces. “Mejor en lugar de más”.

El tamaño no importa

Algunos estudios previos habían concluido que la inteligencia estaba asociada a un mayor tamaño del cerebro por la mayor cantidad de materia gris. Sin embargo, una investigación más detallada publicada en Nature en la estructura del sistema nervioso ha llegado a la conclusión de que  la mayor cantidad de materia gris no es por tener más neuronas. Más bien, los cerebros de inteligencias superiores tendrían en realidad una conexión más eficiente entre las neuronas.

Eficacia frente a esfuerzo

En el estudio participaron 260 personas que tenían que responder a la mayor velocidad una serie de preguntas razonadas. Al mismo tiempo, se analizaban los cerebros de las personas y sus conexiones entre las neuronas.

Los investigadores observaron que los que tenían mejores puntuaciones en los test eran aquellos que tenían menos ramificaciones entre las neuronas. Es decir, que la manera más rápida para resolver los problemas se debía a que se conseguía el camino más corto pero más eficaz.

Pensar mejor gastando menos

El cerebro sale carísimo energéticamente hablando. Las neuronas son ávidas de oxígeno y glucosa. En proporción consumen al menos 10 veces más oxígeno y 60 veces más de glucosa de lo que les correspondería en el reparto con el resto del cuerpo.

Por consiguiente, la mayor eficiencia energética debería ser aquella que consigue una respuesta rápida y brillante usando la menor cantidad de actividad neuronal para reducir el gasto metabólico.

En este sentido, otras investigaciones apuntan que los cerebros de personas más inteligentes se esfuerzan menos y tienen una actividad metabólica más baja. En definitiva, las neuronas más inteligentes buscarían la conexión que reduzca los esfuerzos. Como explica el investigador neurólogo Erhan Genç, uno de los autores del trabajo científico: “Los cerebros más inteligentes tienen una red más delgada pero más eficiente de neuronas”.

Leer esta noticia no te hará desarrollar la inteligencia pero sí te hará reflexionar sobre otros aspectos de la vida en los que este principio de ahorro neuronal puede aplicarse como ejemplo.

Suscribe gratis a nuestro boletín electrónico

Únete a nuestra lista de correo para recibir las últimas noticias y  actualizaciones

¡Exito!

Pin It on Pinterest

Share This