Select Page

¿Cómo influyen nuestros genes en el evolución del cerebro a lo largo de la vida? ¿Qué diferencia el cerebro adolescente del adulto? La alimentación es fundamental, como indicas en el libro Dale vida a tu cerebro, ¿qué alimento no debería faltar nunca en nuestra mesa? ¿Cómo afecta el estrés al cerebro?

En este vínculo encontrarás el acceso a la entrevista publicada en Divulga club.

Presentamos una entrevista a Raquel Marín, neurocientífica y profesora de Fisiología en la Universidad de La Laguna (Tenerife). Acaba de publicar el libro Dale vida a tu cerebro en el que habla sobre como funciona el cerebro y cómo debemos alimentarlo para mantenerlo joven.

¿Cómo influyen nuestros genes en el evolución del cerebro a lo largo de la vida?

El cerebro como el resto de los órganos está evidentemente determinado por una herencia genética. En este campo, aún hay mucho por conocer. Por ejemplo, se están ahora caracterizando los genes que podrían estar implicados en la depresión y, sorprendentemente, son cientos. El cerebro también se modifica a lo largo de la vida “epigenéticamente” es decir, por cambios que ocurren en los genes como consecuencia de nuestro estilo de vida, alimentación, contexto mediambiental, etc.

9788417092023-Dale_Vida_A_Tu_Cerebro-Raquel_Marin-Alta

¿Qué diferencia el cerebro adolescente del adulto? 

El cerebro adolescente experimenta cambios críticos, en particular en el desarrollo de estrategias de comportamiento social. En esta etapa las interacciones con otros grupos sociales se hacen más complejas, se modifican las percepciones respecto a las amistades y allegados, la empatía con los estados emocionales de los demás, la evaluación de riesgos y el razonamiento abstracto. El desarrollo final de estas funciones se alcanza hacia los 26-28 años.

La alimentación es fundamental, como indicas en el libro Dale vida a tu cerebro, ¿qué alimento no debería faltar nunca en nuestra mesa?

¡El agua! El cerebro es muy sensible a la deshidratación. También los ácidos poliinsaturados tipo omega-3, es decir, los aceites de pescado.

El cerebro tiene una gran capacidad de adaptación, ¿cómo incentivar esta capacidad?

Exponiéndose a nuevos retos, nuevos estímulos, evitando las rutinas, ilusionándose con nuevas tareas y aprendizajes.

¿Cómo afecta el estrés al cerebro?

Uno de los aspectos más conocidos respecto al efecto del estrés en el cerebro es la pérdida de memoria, de la capacidad de atención y de aprendizaje.

La microbiota intestinal juega un papel muy importante en el buen funcionamiento cerebral, ¿pueden ser los probióticos la respuesta a muchos trastornos mentales?

Efectivamente, la microbiota intestinal es una gran aliada de la actividad cerebral. Cada vez más estudios demuestran que los desequilibrios en los microorganismos del intestino (disbiosis) son desencadenantes de muchos trastornos mentales. Por ejemplo, las disbiosis se asocian a la depresión, trastornos del sueño, Alzhéimer, Parkinson, esclerosis múltiple, autismo, etc. y el número de evidencias sigue aumentando. Sin duda los probióticos pueden ayudar a que se reponga el equilibrio de la flora intestinal, y con ello mejorar el estado anímico y mental. Ya existen algunos preparados comerciales de mezclas de Lactobacilos y Bifidobacteria que han demostrado ser beneficiosos en la depresión y los trastornos del sueño.

Suscribe gratis a nuestro boletín electrónico

Únete a nuestra lista de correo para recibir las últimas noticias y  actualizaciones

¡Exito!

Pin It on Pinterest

Share This