El pulpo es un alimento muy recomendable para el cerebro por su contenido en yodo y vitaminas. La calabaza es rica en antioxidantes naturales. Añadiendo frutos secos se convierte en una receta para alimentar la mente y el paladar.

Ingredientes (para dos personas)

– 1 pulpo mediano cocinado previamente como se ha indicado en otras recetas (ver arroz mar y tierra de Antón).

– 4 rodajas de ½ cm de espesor de calabaza.

– 2 tazas grandes de hojas frescas de albahaca.

– 1 taza pequeña de pistachos sin cáscara y sin sal.

– ½ taza grande de pepitas de calabaza mondadas sin sal.

– 1 cucharada de café de pimentón ahumado.

– ¼ cucharada de café de paprika.

– Sal marina y pimienta negra.

Para preparar la calabaza:

– 2 cucharadas soperas de aceite de oliva.

– 1 cucharada de café de vinagre de Jerez  para aderezar la calabaza.

Para preparar el pesto:

– ½ taza de aceite de oliva.

– ¼ taza de vinagre de Jerez.

Preparación

– En una sartén ancha, dorar en las dos cucharadas de aceite de oliva la calabaza.

– Cuando esté dorada, añadir 1 taza de agua, salpimentar y dejar al fuego durante unos minutos hasta que se ablande.

– Retirar del fuego. Añadir 1 cucharada de café de vinagre de Jerez, sal marina y pimienta negra. Reservar.

– En un robot culinario, colocar los pistachos, las pepitas de calabaza y ½ taza de aceite de oliva. Mezclar para que quede una crema.

– Añadir progresivamente las hojas de albahaca y mezclar bien. Incorporar el pimentón y la paprika.

– Cuando se haya creado una crema, añadir el ¼ de taza de vinagre de Jerez. Si queda muy espeso, añadir un poco de agua.

– Para emplatar, colocar las rodajas de calabaza y un poco del pesto por encima.

– Colocar a continuación el pulpo troceado y salpicar con un poco más del pesto.

– Servir tibio.

Suscribe gratis a nuestro boletín electrónico

Únete a nuestra lista de correo para recibir las últimas noticias y  actualizaciones

¡Exito!

Pin It on Pinterest

Share This