El solomillo de cerdo es una carne magra con alto contenido en proteína y bajo en grasa. En la cocción a bajas temperaturas (“sous vide”) concentra los sabores sin añadir grasa. La textura de la carne es muy jugosa y no pierde sus propiedades nutricionales.

La carne una vez cocinada (tarda unas 2 horas a 55ºC) se puede acompañar de una salsa al gusto. Mi sugerencia es una salsa sencilla a la mostaza. Le va de maravilla y es neurosaludable.

En la receta de la foto se acompaña de judías verdes salteadas “al dente” con un poco de ajo y un toque de soja.

INGREDIENTES (para 2 personas).

Para adobar el solomillo:

– 1 solomillo de cerdo.

– 1 cucharada de café de sal de ajo.

– 1 cucharada de café de ralladura de naranja.

– Sal marina y pimienta negra.

Para la salsa.

– ½ cebolla blanca troceada.

– ½ cucharada sopera de aceite de oliva.

– 3 cucharadas soperas de caldo de carne natural sin aditivos.

– ½ cucharada sopera de vino de Jerez.

– 1½ cucharadas soperas de mostaza de Dijon.

– ½ cucharada de café de orégano.

– ½ cucharada sopera de nata para cocinar.

PREPARACIÓN (Tiempo estimado: 2 horas y 10 minutos).

Para cocinar la carne.

– Mezclar los ingredientes del adobo y embadurnar la carne con la preparación.

– Colocar el solomillo en la bolsa de cocción.

– Calentar agua abundante a 55ºC. Sumergir la bolsa en el agua.

– Mantener durante 2 horas.

Para preparar la salsa.

– En una cacerola pequeña, saltear la cebolla en el aceite de oliva hasta que esté dorada.

– Añadir el vino. Mezclar y cocinar durante unos minutos.

– Incorporar el caldo, el orégano y la mostaza.

– Mantener al fuego hasta que se reduzca el caldo.

– Cuando se haya reducido el jugo, incorporar la nata.

– Mezclar bien. Salpimentar.

– Servir caliente para acompañar el solomillo.

Suscribe gratis a nuestro boletín electrónico

Únete a nuestra lista de correo para recibir las últimas noticias y  actualizaciones

¡Exito!

Pin It on Pinterest

Share This