Tu Cerebro Emotivo


El cerebro gestiona las emociones y los sentimientos


¿Cómo es el enamoramiento?

Las emociones y los sentimientos se regulan en gran parte por el cerebro y, aunque pueda parecer poco romántico, hay respuestas químicas establecidas y controladas por el cerebro cuando nos emocionamos o nos enamoramos.

El control de las emociones constituyen el sistema límbico. Regula el placer y la recompensa. Siempre tenemos tendencia a repetir conductas que nos producen agrado (la recompensa).

Con el placer se liberan en las neuronas sustancias químicas (neurotransmisores) como la dopamina que refuerzan esa sensación de “felicidad”.


Con independencia de los poemas, frases y canciones que lo acompañan, la neurobiología del amor “paso a paso” se divide en varias fases …


Las fases del cerebro enamorado

1.- Atracción física con la secreción de hormonas sexuales.

2.- Atracción amorosa. Aumenta la dopamina en el cerebro que tienen un efecto de refuerzo y recompensa. Aumenta el cortisol en sangre, que nos produce sudoración en las manos, palpitaciones, ansiedad, pasión. Disminuye la serotonina, que produce sensación de enamoramiento y obsesión.

3.- Apego. Producción de oxitocina y vasopresina, involucrada en las relaciones amorosas a largo plazo. El cerebro también produce el factor de crecimiento nervioso, relacionado con la intensidad del enamoramiento y la duración.

Si sonreímos y estamos felices con nuestra pareja, le contagiamos nuestra positividad. En ello intervienen las neuronas espejo, que son responsables de la empatía por los demás.


¿El amor es ciego?


 El enamoramiento influencia las emociones positivas. También se reducen las conexiones de emociones negativas. Por eso idealizamos a nuestro sujeto amado.

Algunos artículos sobre el tema:

  • Mirar con lentes rojas levanta el ánimo.
    ¿De qué color son las lentes de tus gafas de sol? No solamente determinados colores son más atractivos sino que además según el color de la lente puedes sentir emociones distintas. En este artículo científico se comenta que “ver la vida de color de rosa” puede también tener una base real, ya que mirar a través de cristales rojos levanta el ánimo.
  • Los peces también sufren el desamor.
    El enamoramiento es una auténtica revolución para el cerebro. Los peces no están exentos de estas sensaciones.
  • ¿Quiénes son tus verdaderos amigos?
    Los humanos no hacemos amigos al azar, sino siguiendo patrones parecidos a los nuestros, tanto por el físico, la edad o el género. ¿Elegimos también nuestros amigos próximos de acuerdo a su forma de percibir e interpretar el mundo? Un nuevo estudio científico nos da la respuesta.
  • ¿La inteligencia se hereda?
    Es evidente que la carga genética de las personas determina muchos aspectos relativos a la herencia, incluyendo el desarrollo del cerebro. ¿Se hereda también la inteligencia de los padres? Este artículo fue sugerencia de Jorge, uno de las personas suscritas al blog, al que agradezco su sugerencia y curiosidad.
  • Mi dolor se atenúa cuando otros empatizan
    La empatía de las personas cuando el prójimo está sufriendo algún dolor es bien conocida. ¿No sentís dolor al contemplar la extracción del diente del dibujo? 🙁
  • El diálogo cerebral más allá de las palabras
    Un nuevo trabajo de investigación ha demostrado que los cerebros entran en sincronización durante un diálogo, incluso en personas que no se conocen

Suscribe gratis a nuestro boletín electrónico

Únete a nuestra lista de correo para recibir las últimas noticias y  actualizaciones

¡Exito!

Pin It on Pinterest

Share This