Select Page

Tu Cerebro Enamorado

¿Que es el amor?

¿Cómo es tu cerebro enamorado? Las personas nos sentimos distintas cuando tenemos el cerebro emocionado o enamorado. Las emociones y los sentimientos también se regulan en gran parte por el cerebro y, aunque pueda parecer poco romántico, hay respuestas químicas establecidas y controladas por el cerebro cuando nos emocionamos o nos enamoramos.

Las regiones del cerebro que se relacionan con el control de las emociones constituyen el sistema límbico, que regulan el placer y la recompensa, de tal manera que siempre tenemos tendencia a repetir conductas que nos producen agrado (la recompensa). De forma muy simplificada, cuando estas zonas se activan se liberan en las neuronas sustancias (neurotransmisores) como la dopamina que refuerzan esa sensación de “felicidad”.

Con independencia de los poemas, frases y canciones que lo acompañan, la neurobiología del amor “paso a paso” se divide en…

Las 3 Fases del cerebro Enamorado

1

Atracción puramente “animal” (sin querer ofender a nadie), como consecuencia de la secreción de hormonas sexuales.

Atracción amorosa, con el aumento de dopamina en el cerebro que tienen un efecto de refuerzo y recompensa similar a lo que ocurre con ciertas drogas. También se observa un aumento del cortisol en sangre, que nos produce sudoración en las manos, latido cardiaco acelerado, ansiedad, pasión. Mientras tanto, disminuyen nuestros niveles de serotonina, que produce sensación de miedo, enamoramiento, obsesión.

2

3

La tercera fase es la del apego, por la producción de oxitocina y la vasopresina en el hipotálamo y almacenadas en la glándula pituitaria. El cerebro también produce factor de crecimiento nervioso, relacionado con la intensidad del enamoramiento (cuanto más producimos, más enamoramiento y más tiempo). La vasopresina también está involucrada en las relaciones amorosas a largo plazo

Y a todo ello añadiría que si sonreímos y estamos felices con nuestra pareja, la contagiamos de nuestra positividad. En ello intervienen las neuronas espejo, que son responsables de la empatía por los demás.

Si queréis poner en práctica lo aprendido, aquí tenéis un test muy divertido.

¿El amor es ciego?

¿El amor es ciego? Sin duda pierde una “visión objetiva”. El enamoramiento influencia las emociones positivas en nuestra conexión de la corteza prefrontal con el nucleus accumbens (dos regiones cerebrales relacionadas con las emociones y el refuerzo positivo). Mientras tanto, se reducen las conexiones de emociones negativas entre el nucleus acumbens y la amígdala. Por eso idealizamos a nuestro sujeto amado.

Hormonas sexuales y cerebro

Hormonas sexuales y cerebro. Hormonas sexuales y cerebro. Las hormonas sexuales actúan en muchos procesos relacionados con el cerebro, que influyen su funcionamiento y la protección de las neuronas. Como se comenta en esta revisión científica, las hormonas sexuales...

¿Tú hombre desconecta cuando hablas?

¿Tu hombre desconecta cuando hablas? ¿Parece que a veces no te escucha? Puede tener que ver con que el cerebro masculino se cansa de la voz femenina. Los científicos así lo concluyen.

Cerebro multitarea

¿El cerebro multitarea es masculino o femenino? ¿Tiene más capacidad multitarea el cerebro femenino? Aprende más al respecto.

Cerebro y habilidad matemática

¿Existen diferencias entre los sexos respecto a la habilidad para el cálculo y las matemáticas? ¿Son las mujeres menos capaces para ser excelentes Matemáticas o Ingenieras? ¿Mito o realidad?

¿El cerebro emotivo es femenino?

¿El cerebro emotivo es femenino? ¿Es más emotivo que el masculino? ¿Hay diferencias entre el cerebro de los sexos cuando experimentamos emociones? Las investigaciones nos dan respuestas.

¿Y cuánto durará el amor?

Tu cerebro lo decide desde el principio

Parece que las respuestas de las neuronas en las primeras fases del enamoramiento pueden predecir la estabilidad y calidad de la relación hasta 40 meses después. Un estudio de colaboración entre investigadores americanos y chinos en las que se ha analizado la actividad de distintas regiones del cerebro parece predecir la estabilidad de la relación amorosa. Al principio, están más activas las áreas de motivación y recompensa, donde se produce más dopamina. Al cabo de 40 meses, solamente las personas que tenían más dopamina en esas áreas al principio seguían felices con sus parejas.

La Pócima Mágica del Amor

Por increíble que parezca, nuestro cerebro toma decisiones sobre la forma de enamoramiento desde sus inicios. Aunque sintamos de manera poética que “el amor me lo dicta el corazón” es en realidad “lo que tu cerebro decide”. En realidad, el amor romántico no es una emoción, sino una serie de emociones que vienen del motor de la mente.

Las personas vivimos por amor, matamos por amor, morimos por amor.

Suscribe gratis a nuestro boletín electrónico

Únete a nuestra lista de correo para recibir las últimas noticias y  actualizaciones

¡Exito!

Pin It on Pinterest

Share This