Select Page

Tu Memoria

¡Dale nueva vida a tu cerebro!

Una de las funciones del cerebro es gestionar tu memoria y aprendizaje.

Le encanta esta actividad, sobre todo en zonas de la corteza frontal y el hipocampo.

Maneras de mejorar tu memoria

Dale a tu cerebro los alimentos que le gustan

El cerebro es selectivo en la dieta alimenticia adecuada para su funcionamiento. En particular, hay una lista de diez alimentos que le gustan al cerebro.

Las neuronas de tu cerebro consumen fundamentalmente glucosa, pero no hay que confundir glucosa con azúcar. De hecho, al cerebro no le van bien los azúcares refinados. Prefiere el azúcar natural de las frutas y verduras frescas.

Dentro de las grasas, las que necesita son fundamentalmente los ácidos grasos poliinsaturados, en particular de la serie omega-3 (ácido docosahexaenoico). De hecho, el cerebro, junto con la retina, es el órgano que más cantidad de omega-3 contiene, y le hace mucha falta para sus funciones. Pero, ¡atención! Tu cerebro es muy perezoso produciendo su omega-3 y, por lo tanto tiene que ingerirlo con la comida. Por lo tanto, hay que tomar alimentos ricos en omega-3 sobre todo de fuentes marinas para que tu cerebro funcione bien.

También es bueno tomar alimentos con capacidad “antioxidante”.  Entre estos alimentos destacan el cacao (sin azúcar), el té, la cúrcuma, la cerveza, el vino tinto (en cantidad moderada), los frutos del bosque (arándanos, frambuesas, fresas, moras, etc), las frutas y hortalizas frescas (tomate, zanahoria, uva, calabaza, espinacas, brécol, col, etc).

Dormir bien

Cuando dormimos, nuestro cerebro selecciona aquello que considera más relevante para memorizar, y “ahorra memoria” en aquello que considera menos significativo. Dormir nos ayuda a afianzar nuestra memoria, y también a organizar los recuerdos. Dormir ayuda a seleccionar la información que memorizamos. Así que, si quieres inspirarte con una taza de café para mantenerte despierto… ¡Quizás te vale más irte a dormir!

El ejercicio físico favorece la memoria

Cada vez hay más estudios científicos que demuestran que el ejercicio físico favorece la memoria. Por ejemplo, el ejercicio aeróbico favorece las conexiones neuronales en el hipocampo, una región del cerebro fundamental para consolidar la memoria y la orientación espacial. ¡Y curiosamente, parece tener que ver en parte con sudar! También ayuda a la creatividad. Como dice el Profesor Ratey en su libro Chispa (Spark) “La ciencia del ejercicio es revolucionaria para el cerebro”.

¿Te patinan las neuronas?

El cerebro que trabaja sin descanso no es el que mejor rinde. A veces es bueno cuando parece que no piensas en nada, cuando “te patinan las neuronas”. De hecho, la creatividad es más activa cuando estamos descansados y con poca actividad. No es malo que el cerebro divague de vez en cuando, ya llegará el momento de obsesionarse con la nueva idea creativa.

Tu memoria no está en internet

También conviene que nos esforcemos por recordar nombres, fechas, eventos, información de todo tipo y otras experiencias del pasado. El intentar recordar “de quién era el primer cuadro que vi en el Museo cuando llegué hoy a la exposición”, o “cómo se llamaba la vecina del quinto de la casa en la que vivía cuando me casé” pueden ser una manera de fomentar que las neuronas mantengan esas conexiones en las que tenemos almacenadas esas evocaciones de la memoria. Tu memoria no está en internet. Esforzarse en recordar, ayuda a mantener esa red de conexión. Sin embargo,  no merece la pena esforzarse en recordar momentos dolorosos o de sufrimiento. El cerebro tiene una saludable tendencia a eliminar esos recuerdos.

Suscribe gratis a nuestro boletín electrónico

Únete a nuestra lista de correo para recibir las últimas noticias y  actualizaciones

¡Exito!

Pin It on Pinterest

Share This