Categorías
Actualidad Siempre Joven

COMO SUPERAR LA RESACA CEREBRAL

A pesar de que sabemos que el alcohol es nocivo para la salud y para el cerebro en particular, las tentaciones nos hacen a veces caer a los placeres de una botella de buen vino, una tarde de mojitos en la playa o una velada de Gin&Tonic en buena compañía. Y cuando nos queremos dar cuenta, es demasiado tarde: Tenemos la sensación de que las secuelas de los excesos no tardarán en llegar a nuestra cabeza. ¿Cómo superar la resaca cerebral de la manera más eficaz? Aquí tienes algunos truquillos.

A pesar de que sabemos que el alcohol es nocivo para la salud y para el cerebro en particular, las tentaciones nos hacen a veces caer a los placeres de una botella de buen vino, una tarde de mojitos en la playa o una velada de Gin&Tonic en buena compañía. Y cuando nos queremos dar cuenta, es demasiado tarde: Tenemos la sensación de que las secuelas de los excesos no tardarán en llegar a nuestra cabeza. ¿Cómo superar la resaca cerebral de la manera más eficaz? Aquí tienes algunos truquillos.

Evitar la deshidratación.

Uno de los problemas de beber alcohol es que aumentas el riesgo de deshidratarte. Primero, porque el alcohol captura el agua por lo que tienes que procurar combinar el alcohol con un vaso de agua e ir bebiendo los dos simultáneamente.

El inconveniente es que te pasas todo el rato en el baño por dos razones: por beber más de todo (agua también) y sobre todo porque el alcohol inhibe la hormona que nos regula la recaptación de agua en el riñón (que se denomina hormona antidiurética). Es la hormona que nos hace retener líquidos.

La hormona antidiurética se regula desde el cerebro pero cuando éste está afectado por el alcohol (y es de los órganos a los que más afecta), esta hormona deja de producirse y el riñón no retiene tanta agua. En otras palabras, orinas más de lo debido

Puestos a beber alcohol: ¿Qué tipo de bebida es mejor beber?

Si llegas a la cena velada con mucha sed, es mejor empezar por un vaso de agua. Si te pasas a una bebida alcohólica, elije una cerveza de baja graduación para que te sacie la sed y produzca una sensación de estar más saciado.

Si te pasas al vino, mejor que sea vino tinto porque tiene mayor cantidad de antioxidantes que ayudan a amortiguar el alcohol del vino. El inconveniente del vino tinto es que tienes más opciones de desvelarte a mitad de la noche. Así que si bebes vino tinto es mejor dejar pasar unas horas antes de irte a acostar.

Si tomas combinados con refrescos que contengan azúcar también tendrás mayor sensación de vigilia. Por otra parte, con el azúcar estarás obligando al hígado a gestionar también ese azúcar refinado que no es glucosa pura. El hígado trabajará más de lo habitual para, por una parte, gestionar el metabolismo del alcohol. Por otra parte, este sufrido órgano tendrá que metabolizar el azúcar refinado que tampoco le hace ningún bien. En definitiva, harás trabajar más de la cuenta al maravilloso hígado.

Como todos sabemos es mejor no combinar diferentes tipos de bebidas. Por ejemplo, en Asturias saben perfectamente que la sidra no puedes combinarla con NADA si no quieres morir en el intento.

Una posible estrategia: Mejor una cerveza, luego tinto y seguir con el tinto o pasarse a un digestivo (sin refrescos). O tomar cerveza y luego pasarse a un combinado a ser posible con refrescos que no contengan azúcar. Un buen whisky, brandy o coñac serán menos dañinos que combinados con refrescos azucarados.

¿Con qué alimentos combina mejor el alcohol?

Evitar comer muchos carbohidratos y comidas muy pesadas. Evita llenar el plato.

De preferencia, optar por el pescado azul (salmón, atún, anchoas, boquerons), los huevos, los quesos y las verduras. En las verduras, priorizar las de hoja verde, naranja y rojo (por ejemplo una crema de calabaza) o zumo de tomate. Los frutos secos también son recomendables ya que contienen muchos microminerales para rehidratar la pérdida de sales.

¿Y si ya es demasiado tarde para aplicar estos preceptos?

Siempre tendrás que priorizar la rehidratación: beber agua. Te ayudará a aliviar el dolor de cabeza. Si se te olvidó beber agua cuando estuviste ingiriendo alcohol, puedes tomar al despertarte una solución rehidratante como dioralyte (para reponer agua y sales).

También puedes optar por irte a la cama con un combinado de aspirina efervescente y Redoxón, un buen antioxidante de vitamina C combinado con un agente vasodilatador.

Por la mañana, puedes preparar algunas infusiones que alivien las peores sensaciones.

Por ejemplo, si tienes sensación de náuseas se puede tomar una infusión de jengibre. El jengibre tiene buenas propiedades para el mareo, las náuseas, el mal aliento, la digestión y el tono circulatorio. También es antioxidante y antiinflamatorio.

Asimismo, puedes preparar mezclas de antioxidantes naturales. como son la vitamina E, la vitamina C, la cúrcuma y las vitaminas B, sobre todo la B6 y B9.

Una bebida que yo misma he utilizado con éxito a la mañana siguiente combina zumo de espinaca, remolacha, cúrcuma, jengibre, papaya y mandarina o tomate. Rico de sabor y alivia las resacas.

¡Salud!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *