Categorías
Actualidad Enfermo

El ácido clorogénico del café mejora la memoria y la muerte neuronal tras una lesión cerebral

Cuando se produce una isquemia cerebral se reduce el flujo sanguíneo en una zona concreta del cerebro. Como consecuencia, se reduce el transporte de oxígeno y alimentos para las células por lo que las neuronas pueden resultar perjudicas y mueren.
Una de las zonas más afectadas es el hipocampo (una región del cerebro que participa en la gestión de la memoria y la orientación espacial). Por consiguiente, las personas que sufren una isquemia cerebral pueden ver mermadas sus facultades memorísticas y el sentido de la orientación.

Cuando se produce una isquemia cerebral se reduce el flujo sanguíneo en una zona concreta del cerebro. Como consecuencia, se reduce el transporte de oxígeno y alimentos para las células por lo que las neuronas pueden resultar perjudicas y mueren.

Una de las zonas más afectadas es el hipocampo (una región del cerebro que participa en la gestión de la memoria y la orientación espacial). Por consiguiente, las personas que sufren una isquemia cerebral pueden ver mermadas sus facultades memorísticas y el sentido de la orientación.

El estrés oxidativo: enemigo de la vida neuronal

Uno de los efectos significativos de la isquemia es el aumento del estrés oxidativo por el aumento de los “radicales libres”, es decir, de los residuos resultantes de la respiración de las células. Estos residuos pueden resultar tóxicos, por lo que el organismo posee sistemas antioxidantes para poder eliminarlos. Sin embargo, cuando se produce un desequilibrio entre oxidación y antioxidación, aumenta la muerte de las células.

El ácido clorogénico al rescate

Los polifenoles son sustancias antioxidantes con propiedades protectoras para las neuronas. Entre estas sustancias, el ácido clorogénico es un potente antioxidante muy abundante en el café.

En un nuevo estudio efectuado en ratas de laboratorio se demostró que el ácido clorogénico ejercía efectos paliativos frente a una lesión isquémica.

Entre los efectos beneficiosos de tratamiento con esta sustancia abundante en el café encontraron varias ventajas:

  • Reducía los efectos nocivos del estrés oxidativo captando los radicales libres y disminuyendo así el efecto tóxico.
  • Aumentaba la protección de las neuronas del hipocampo.
  • Los animales tratados con el ácido clorogénico tenían una mejor recuperación de la memoria espacial.

Por consiguiente, los investigadores concluyeron que este polifenol del café es beneficioso tras una isquemia cerebral. No hay que olvidar que el estudio se efectuó en animales de experimentación y no en humanos, si bien se sabe que el estrés oxidativo se produce de manera similar en las neuronas humanas.

Este estudio demuestra otra de las bondades del consumo de café. No obstante, el café se debe consumir con moderación: No más de 2 tazas al día de preferencia antes de las 4 de la tarde. Disfruta de esta bebida sin azúcar refinado para que el efecto sea mejor.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *