Categorías
Actualidad Come

Las estatinas se asocian con mejorar las disbiosis intestinales y el sobrepeso

Un nuevo estudio asocia el consumo de estatinas (medicamentos comúnmente usados para bajar el colesterol) con una reducción de los desequilibrios de las bacterias del intestino asociadas con la obesidad.

Un nuevo estudio asocia el consumo de estatinas (medicamentos comúnmente usados para bajar el colesterol) con una reducción de los desequilibrios de las bacterias del intestino asociadas con la obesidad.

Tener la flora equilibrada es fundamental para la salud

Las bacterias del intestino pertenecen a muchos grupos distintos. Se alojan en nuestras tripas y nos acompañan toda la vida. Ejercen funciones diversas y necesarias para la salud del cerebro en particular. Si bien cada intestino es distinto en los perfiles de sus bacterias (enterotipo), cada vez es más generalizado el hecho de que cuando hay desequilibrios en las bacterias del intestino (disbiosis) se generan enfermedades. En el cerebro, las disbiosis se asocian con Alzhéimer, Párkinson, autismo, TDAH, esquizofrenia, fibromialgia, depresión, esclerosis lateral amiotrófica y esclerosis múltiple, entre otras patologías.

Las disbiosis son también comunes en otros procesos inflamatorios, como es el caso de la obesidad. La obesidad genera una inflamación sistémica que puede afectar a diversas partes del organismo entre los que, lamentablemente, el cerebro también está incluido. La investigación demuestra que el fenómeno obesogénico genera un deterioro cerebral y un envejecimiento acelerado del cerebro. Algunos estudios indican que el cerebro asociado a la obesidad es en proporción unos 10 años más envejecido de lo que le correspondería en edad.

No hay dos intestinos iguales

Las bacterias del intestino nos colonizan incluso en la etapa fetal. Sobre todo desde el nacimiento, nos invaden por diferentes vías, dependiendo del ambiente en el que vivamos y, evidentemente, el tipo de dieta alimentaria que sigamos.

A partir de aproximadamente los tres años de edad tenemos un perfil intestinal particular (enterotipo) con niveles particulares de los distintos grupos de bacterias y microorganismos intestinales. Son perfiles complejos, teniendo en cuenta que hablamos de unas 1.000 especies distintas que representan 150 veces nuestro propio genoma. ¡Todo un universo microscópico!

Los estudios científicos revelan que algunos enterotipos son más favorables para la salud que otros. En particular, el enterotipo Bacteroides2 (Bact2) hace referencia a un tipo de configuración microbiana que se asocia con inflamación sistémica. Cuando se analizan los perfiles de este enterotipo se observa que hay algunas bacterias que aparecen más altas de lo normal (Bacteroides) y otras que aparecen más bajas (Faecalibacterium). El enterotipo Bact2 existe en aproximadamente el 13% de la población, de los cuales el 78% de éstos presentan enfermedad intestinal inflamatoria.

La obesidad se asocia con intestinos alterados

Desde épocas recientes se sabe que la obesidad se relaciona con alteraciones en la microbiota intestinal. En general, en las personas con obesidad se observa que la microbiota fecal es menos abundante y que la proporción de algunas bacterias beneficiosas (como las que producen ácido butírico) está disminuida.

En un nuevo estudio analizaron los perfiles de la microbiota de unas 2.000 personas para conocer la posible correlación con mayor incidencia de problemas metabólicos o cardiovasculares.

En el primer análisis, observaron que las disbiosis asociadas con problemas inflamatorios eran más comunes en personas con mayor índice de masa corporal (con sobrepeso). Una observación interesante es que las personas con mayor tendencia al sobrepeso tenían de manera más frecuente el enterotipo Bact2.

Las estatinas mejoran el desequilibrio intestinal

Las estatinas son uno de los medicamentos más usados en el mundo para bajar el colesterol. Los más comunes son simvastatina y atorvastatina.

En el estudio de la microbiota, comprobaron que de los 2.000 participantes había al menos 48% que tomaban simvastatina y que otros 31% consumían atorvastatina. Al analizar los perfiles microbianos del intestino de estas personas observaron que las estatinas contribuían a modificar los valores relativos de las bacterias en los enterotipos Bact2.

Por el contrario, cuando personas con el tipo Bact2 no tomaban estatinas, se observaba que tenían mayor tendencia al sobrepeso. Por consiguiente, dedujeron que las estatinas reducían las disbiosis de los Bact2 y además mejoraban así el índice masa corporal.

En total, en los voluntarios con enterotipo Bact2 que eran obesos, el porcentaje de obesidad se reducía en aproximadamente el 18%.

En el estudio, los científicos concluyeron que consumir estatinas podría ser beneficioso en los enterotipos con tendencia al sobrepeso, como Bact2, para mejorar la microbiota intestinal y en consecuencia optimizar el índice de masa corporal.

No obstante, no todo lo referente a las estatinas son buenas noticias para la salud. Se sabe que, por ejemplo, pueden contribuir a la reducción del colesterol que necesita el cerebro para funcionar bien. Por otra parte, también se han asociado a mayor fragilidad muscular y de las arterias, lo que podría aumentar en algunos casos el riesgo de ictus hemorrágico.

Quizás en las futuras investigaciones sea conveniente analizar en qué medida y en qué dosis mejoran las estatinas los perfiles toda vez que no afecten a otros órganos del cuerpo.

“MIS RECETAS SECRETAS PARA ALIMENTAR EL CEREBRO”

Para los amantes de la cocina está disponible este libreto electrónico con fabulosas recetas neurosaludables. Contiene más de 100 páginas, con ilustraciones de las recetas y la composición nutricional. Te encantará.

Este curso te puede interesar:

4 respuestas a «Las estatinas se asocian con mejorar las disbiosis intestinales y el sobrepeso»

Excelente información, como siempre bien documentada. Con análisis de pros y contras. Y, lo que es menos habitual, sin tratar de “venderte” algo

Muchas gracias. Me alegro que te haya resultado interesante.
Soy científica no comercial. Jejeje.
Un cordial saludo
Raquel Marín

Buenos dias, yó tengo el colon irritable y a veces lo paso fatal. Usted como cientifica me podría recomendar que alimentos no debo de comer para así tener una vida más placentera. Yá tomo medicaciòn para ello

Saludos cordiales.
Como sabes, yo no soy gastroenteróloga sino neurocientífica.
Sé que suele ir muy bien para aliviar los síntomas el Aboca Colilen IBS Tratamiento Sindrome de Intestino Irritable. Contiene una mezcla herbal con polisacáridos y polifenoles (de manzanilla y Melissa).
También han hecho un ensayo piloto con aceite de menta (artículo original https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/30284674/) y el geraniol (abundante en la planta hierba limón) (artículo original https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/30567535/)
Por otra parte, hay que fomentar los alimentos ricos en vitamina D. Si tienes mi libro “Pon en forma tu cerebro” puedes encontrar una lista bastante amplia sobre alimentos ricos en esta vitamina y dosis diarias recomendadas en las páginas 46, 49 y 54. Además, hay que tener en cuenta que la fritura degrada mucho la vitamina D (mejor al vapor, horneado, …).
Espero que esta información sea de utilidad.
Muchas gracias por tu interés.
Saludos cordiales.
Raquel Marín

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *