Categorías
Actualidad Memoria

La memoria se recupera con estímulos eléctricos.

La estimulación magnética transcranial podría revertir la pérdida de la memoria que va muchas veces ligada al envejecimiento. La técnica ha demostrado que revierte la memoria de los mayores al nivel de los jóvenes.

La memoria merma con la edad

Todos sabemos que la memoria se va perdiendo al envejecer. Lo experimentamos en nosotros mismos a partir de una cierta edad.

Uno de los síntomas más comunes es la pérdida de la memoria que denominamos de trabajo o memoria operativa. La memoria de trabajo es una de las que más usamos diariamente. Es la que nos permite recordar números de teléfono cuando nos los dicen, al menos por unos segundos y permite hacer cálculos, tomar decisiones “sobre la marcha” y gestionar situaciones de la vida diaria.

Con el paso de los años esta capacidad se ve reducida, lo que puede resultar un inconveniente para muchas tareas diarias.

Pérdida de la sincronicidad entre las neuronas

¿Por qué perdemos esta capacidad memorística aún sin tener una enfermedad neurodegenerativa? Es aún una cuestión abierta. Una de las observaciones publicadas recientemente ha sido encontrar que la sincronicidad de las neuronas es importante para mantener esta actividad de la memoria.

Las neuronas se comunican por impulsos eléctricos y químicos, de tal manera que las neuronas adyacentes o mejor comunicadas entre sí pueden presentar una actividad sincrónica. Cuando las neuronas pierden su sincronización, la memoria empieza a fallar.

Recuperar la memoria de la juventud en 25 minutos

En el estudio, los investigadores estimularon transcranealmente las neuronas de voluntarios de entre 60-70 años en varias zonas del cerebro relacionadas con la actividad memorística. La sesión duró 25 minutos consiguiendo una recuperación de la sincronización entre las neuronas en estas zonas en ese poco tiempo.

La excelente noticia fue que estas personas conseguían recuperar la agilidad mental a niveles de personas más jóvenes. La mala noticia era que esta mejoría tan solo duró 50 minutos. Después de ese tiempo volvían a los niveles de capacidad memorística de antes del experimento.

Terapia prometedora

Los investigadores del estudio comentan que una de las buenas noticias extraídas de estos resultados es que la pérdida de memoria no es irreversible. Por otra parte, podría ser una terapia prometedora para mejorar los síntomas de deterioro cognitivo de personas con alzhéimer sin necesidad de fármacos.

Más allá de la memoria

Este tipo de estimulaciones están resultando muy interesantes para corregir otro tipo de anomalías como puede ser la disfagia (dificultades para tragar) como consecuencia de una lesión. Un nuevo estudio recién publicado ha demostrado que la estimulación magnética transcraneal en la zona del cerebelo recupera la capacidad de tragar y la estimulación en la musculatura del esófago.

Como broma, he visualizado de repente a que llegue un momento en el que veamos a personas por la calle con sus estimuladores transcraneales portátiles. :))

2 respuestas a «La memoria se recupera con estímulos eléctricos.»

Hola, los afectados por Trastorno del Espectro Alcohólico Fetal (TEAF) tienen entre otras cosas dificultades en la memoria.
Disponeis de posibles terapias para este Trastorno?

Hola Carmelo.
Muchas gracias por tu interés y por visitar mi blog.
Respecto al TEAF hay todavía mucha escasez de información respecto a la manera en la que la estructura cerebral se ve afectada. Algunos estudios indican que hay en general una reducción del volumen de materia gris en diversas regiones asociadas a la actividad visual, auditiva y cognitiva, de toma de decisiones, ejecución de tareas, gestión de las emociones y control de los impulsos.
Un tipo de terapia que se ha utilizado con cierto éxito (incluso con mejora de regiones del cerebro afectadas) es el programa “Alert” para el desarrollo del auto-control. Se basa en un programa de 12 semanas que entrena la integración sensorial y la conducta cognitiva. Parece mejorar el auto-control, la reducción de la conducta agresiva y mejora las habilidades sociales. Referencia: https://www.frontiersin.org/articles/10.3389/fnhum.2015.00108/full#B61.
Otra terapia utilizada más reciente con cierto éxito es la de oxígeno hiperbásico. Referencia: https://academic.oup.com/alcalc/article-abstract/54/2/177/5364540?redirectedFrom=fulltext.
Respecto a la estimulación magnética transcranial, aunque no soy una experta en la materia, creo que solo se ha efectuado en modelos animales hasta la fecha. En particular, se ha utilizado para mejorar las crisis convulsivas, incluso con una reducción del tratamiento con lorazepam para mejorar las convulsiones.
No obstante, desde mi punto de vista personal estoy convencida de que este tipo de estimulación podría ser una terapia alternativa de éxito para el abordaje de algunos de los síntomas del TEAF. El problema es que en este trastorno hay una combinación de efectos estimulatorios e inhibitorios y se trataría de “apagar unos y encender otros”. Ello requeriría ser muy preciso. Todo llegará, seguro.
Muchas gracias.
Saludos cordiales.
Raquel Marín

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *