Categorías
Recetas

Lasaña de chayotas

La chayota (Sechium edule, chayote, papa de aire, etc) es una planta cultivada en ambientes tropicales con excelentes propiedades para la salud. Es muy baja en kilocalorías pero tiene abundantes aminoácidos y minerales para nutrir. Su bajo contenido en carbohidratos lo hace ser tolerado por diabéticos. Puede sustituir a la patata o a la pasta en muchos platos, reduciendo el contenido calórico. En esta receta, se consigue una lasaña deliciosa y neurosaludable.

La chayota (Sechium edule, chayote, papa de aire, etc) es una planta cultivada en ambientes tropicales con excelentes propiedades para la salud. Es muy baja en kilocalorías pero tiene abundantes aminoácidos y minerales para nutrir. Su bajo contenido en carbohidratos lo hace ser tolerado por diabéticos. Puede sustituir a la patata o a la pasta en muchos platos, reduciendo el contenido calórico. En esta receta, se consigue una lasaña deliciosa y neurosaludable.

Ingredientes.

(Para dos personas)

– 2 chayotas sin piel y cortadas en rodajas longitudinales de ½ cm de espesor.

– 1 cebolla mediana troceada finamente.

– 2 cucharadas soperas de semillas de girasol.

– 1 mozzarella fresca troceada en lonchas.

– 1 cucharada de café de cúrcuma.

– 1 cucharada de café de comino molido.

– 250 ml de tomate natural triturado.

– 6 pimientos del piquillo.

– 200 gramos de lomos de atún o bonito en aceite de oliva.

– 3 cucharadas soperas de aceite de oliva.

– 1 taza de albahaca fresca picada.

– 2 cucharadas soperas de queso Parmigiano Reggiano rallado.

– Sal marina.

Preparación.

– Precalentar el horno a 200ºC.

– En una bandeja de horno, colocar las rodajas de chayota. Con un pincel de cocina, barnizar las rodajas con 1 cucharada de aceite de oliva.

– Hornear durante 10-15 minutos, hasta que las rodajas se doren ligeramente y estén blandas. Reservar.

– En una sartén, saltear en el resto de aceite de oliva la cebolla.

– Cuando esté dorada, añadir las semillas de girasol. Saltear durante 2 minutos.

– En un robot culinario, combinar el tomate con los pimientos del piquillo, las especias y la sal. Batir unos segundos para que quede una crema.

– Añadir la crema de tomate y piquillos a la sartén. Mantener a fuego moderado 5 minutos.

– Cuando el agua del tomate se haya reducido ligeramente, incorporar el atún o bonito desmenuzado (escurrir el aceite de conservación) y la albahaca. Mezclar y apagar el fuego.

– En un molde de lasaña, colocar una capa fina de la preparación de tomate y atún. Colocar por encima una capa de rodajas de chayota. Sobre ésta, superponer una copa de mozzarella. Repetir la operación.

– Terminar con una capa fina de la mezcla de tomate y atún. Espolvorear con el queso Parmigiano Reggiano.

– Hornear a 180ºC durante 5 minutos. Servir caliente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *