Categorías
Actualidad Sexo

La sincronización de los cerebros sin palabras

Los cerebros “hablan” sin necesidad de decir una sola palabra. El cerebro humano está tan adaptado a la interacción social que incluso sincroniza con otros cerebros. Un estudio así lo ha demostrado.

Imitación mental

Los humanos hemos generado sociedades muy complejas en las que los individuos interaccionan de maneras muy variadas. La mayor de parte de la comunicación tanto verbal como no verbal transcurre en una constante predicción, comprensión e influencia de unos en otros. Durante la interacción, la información emotiva, sensorial o cognitiva están siendo constantemente reproducidas en los cerebros receptores, y usan respuestas acordes con las sensaciones que reciben.

Las mentes de los interlocutores se “entrelazan” y comparten para facilitar la reciprocidad. De esa manera, podemos anticiparnos a los actos de los demás para permitir el óptimo procesamiento neuronal y resolver mejor posibles problemas conjuntos.

Sería una forma de imitación o sincronización mental para ajustar las decisiones y reacciones en cada momento, en función de lo que presuponen que le pueda suceder a continuación. Así pensamos de manera conjunta más rápidamente sin necesidad de estar intentando comprender las palabras o las explicaciones.

Dos cabezas juntas en resonancia

Una forma muy potente de investigar lo que ocurre en los cerebros en la interacción consiste en analizar a dos personas simultáneamente en la resonancia magnética para captar la oxigenación de la sangre, y determinar las regiones del cerebro que están activas según los actos.

Así lo hicieron en un estudio efectuado en Finlandia, en el que analizaron simultáneamente a dos personas colocadas cara a cara. La idea era examinar de qué manera el contacto social activa de manera diferencial al cerebro. Cada persona tenía un casco ajustado a la cabeza para registrar simultáneamente lo que ocurría en cada uno de los cerebros según lo que hicieran.

Las parejas participantes debían tocarse los labios alternativamente según se lo indicaron. Al observar el escáner cerebral, observaron que tanto las zonas del cerebro encargadas de gestionar el movimiento como de los estímulos sensoriales estaban activadas en ambos sujetos. Como comenta una de las investigadoras del estudio “es como si las redes sensoriales del cerebro resonaran entre las personas mientras se tocan”. El cerebro parece anticiparse a la percepción sensorial del tacto, por ejemplo.

Este estudio demuestra que los cerebros de las personas que interactúan se sincronizan de manera flexible para trabajar conjuntamente. Las palabras sobran a veces, sobre todo si sienten empatía.

Si tienes pareja, seguramente te habrá pasado muchas veces que sabes lo que la otra persona está pensando o sintiendo antes de que realmente lo exprese. Nuestro cerebro está preparado para trabajar en equipo.

“MIS RECETAS SECRETAS PARA ALIMENTAR EL CEREBRO”

Para los amantes de la cocina está disponible este libreto electrónico con fabulosas recetas neurosaludables. Contiene más de 100 páginas, con ilustraciones de las recetas y la composición nutricional. Te encantará.

Este curso te puede interesar:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *