Alimentación

El cerebro no come de todo. Es un “gran gourmet”, incluso capaz de saciarse con un olor intenso y prolongado sin ni siquiera haber probado ese alimento. Es el cerebro el que crea los sabores y olores, y el que nos hace extasiarnos con ellos. Los alimentos que le gustan al cerebro son los que le van bien para funcionar mejor, con independencia del éxtasis y emociones del cerebro con elixires y manjares exquisitos. Ese aspecto pertenece a la  “neurogastronomía”.

En la sección Neurococina accederás a una gran variedad de recetas para optimizar la actividad cerebral, mejorar el ánimo y dormir mejor.

10 alimentos que le gustan al cerebro

(y muchos más en los artículos de este blog)

Agua

El cerebro está fundamentalmente compuesto por agua. No olvides beber 2 litros al día para que tu cerebro se mantenga joven y saludable.

Pescado

Los pescados más grasos o “azules” son esenciales para el cerebro saludable. Sardina, caballa, chicharro, arenque, salmón, bonito, trucha, atún y los mejillones, entre otros, son una fuente rica en omega 3. Los omega 3 (ácido docosahexaenoico y ácido eicosapentaenoico) son grasas abundantes en el cerebro. Son esenciales ya que los seres humanos apenas los producimos. Por tanto, hay que incorporarlo en la dieta, al menos tres veces en semana. Entre otros, ayuda prevenir problemas de memoria y deterioro cognitivo que están asociados con el envejecimiento del cerebro.

Espinacas y otras verduras

Las espinacas contienen abundante vitamina A y folato (vitamina B9), que son beneficiosos en la prevención de la neurodegeneración.  También tiene vitaminas E y C, antioxidantes naturales que contribuyen a reducir el estrés oxidativo (residuos moleculares que hay que eliminar).

Té verde y algo de café

El té verde contiene epigalocatequina, un potente antioxidante y protector de las neuronas. El té verde activa la vía “no amiloide”, lo que sería beneficioso frente al Alzheimer. Respecto al café, la cafeína contribuye en dosis bajas (una taza al día) a proteger nuestras neuronas, sobre todo las dopaminérgicas que se afectan en Parkinson. ¡Pero sin azúcar!

Cúrcuma

La cúrcuma contiene curcumina con efectos beneficiosos para el cerebro: es anti-inflamatorio, fomenta la regeneración neuronal, en un potente antioxidante y protege las neuronas en algunas enfermedades con el Alzheimer y Parkinson. ¿Cómo tomarlo? Puedes añadirlo en salsas, vinagretas, sopas, pastas, arroces e incluso incorporar una pizca en un té verde con limón. Encontrarás muchas recetas en el blog con cúrcuma.

Semillas de linaza o chía

Los granos de lino y los de chía son muy ricos en ácidos grasos poliinsaturados que las neuronas necesitan para su actividad. Estos granos son una fuente maravillosa de omega 3 porque contienen ácido gamma linolénico. También contienen algunos minerales que las neuronas utilizan, como el potasio y el fósforo. ¡Importante! Recuerda machacarlos o molerlos, porque la cubierta de estos granos no es capaz de digerirse y perderíamos las propiedades de este grano maravilloso. Incorpóralo a sopas, ensaladas, zumos, salsas,… Tu cerebro te lo agradecerá.

Frutos secos

Las nueces, pistachos, anacardos, almendras, cacahuetes, etc. son ricos en ácidos grasos monoinsaturados y poliinsaturados (las grasas funcionales que le gustan al cerebro para su funcionamiento). También son ricas en algunos minerales que se necesitan para la comunicación entre las neuronas, como el potasio, el calcio, el fósforo, el zinc. En este artículo aprenderás sobre sus propiedades beneficiosas.

Tomate

El tomate contiene licopeno, un potente carotenoide anti-oxidante y anti-inflamatorio que contribuye a prevenir el Alzheimer y ayuda a mejorar las secuelas de los accidentes cerebro-vasculares. Ayuda a preservar la memoria y la actividad cognitiva, reduce la degeneración de las neuronas afectadas en el Parkinson, y protege contra problemas de memoria.

Frutos del bosque

Los arándanos, fresas, frambuesas, grosellas, moras y, en general, los frutos del bosque de colores llamativos  son ricos en flavonoides (un polifenol), pigmentos con propiedades antioxidantes que ayudan a reducir el estrés oxidativo y proteger nuestras neuronas. También son anti-inflamatorios. Contribuyen a mejorar nuestra salud cerebral y mantener un cerebro joven.

Chocolate negro

El  chocolate negro contiene abundantes minerales (potasio, fósforo) esenciales para el correcto funcionamiento de las neuronas. Tiene propiedades para mejorar la circulación cerebral. Se ha demostrado científicamente que una dosis moderada de cacao al día contribuye a mantener el cerebro saludable. Importante: Se debe tomar sin azúcar refinada.


Recetas neurosaludables

He creado numerosas “recetas cerebrales”, sabrosas y sencillas para mantener el cerebro en forma. Aquí tienes algunas ilustraciones de recetas de este blog, apetitosas y variadas. ¡También se admiten sugerencias!

Algunas recetas sugeridas

Sobrasada vegana

Esta receta sencilla como tapa neurosaludable o tentempié combina tomates secos (antioxidantes naturales, fibra), tahini (grasas esenciales), ajo negro y pimentón para hacer un paté…
Leer la receta completa

Más recetas anteriores