Cerebro Enfermo

El cerebro no “avisa” cuando empieza a enfermar y suele ser muy difícil curarlo. La mejor cura es la prevención.

El Alzhéimer y el Parkinson son las enfermedades neurodegenerativas más comunes asociadas al envejecimiento. El riesgo a padecerlas aumenta a partir de los 65 años.

¿Qué es el Alzhéimer?


El alzhéimer es una enfermedad del cerebro progresiva que destruye neuronas, produciendo pérdida de memoria, pensamiento y otras funciones. Actualmente, no tiene cura, pero existen pautas de tratamiento y una investigación constante para conseguir paliar o prevenir esta enfermedad.

En el cerebro enfermo con Alzheimer se observan placas seniles, ovillos neurofibrilares como en la figura.

Diez síntomas típicos de Alzheimer

  1. Olvidos en las rutinas cotidianas
  2. Dificultades para resolver cuestiones sencillas
  3. Dificultades para cumplir las tareas domésticas o profesionales
  4. Confusión con la ubicación o con el tiempo horario
  5. Problemas en la comprensión de imágenes visuales o de orientación espacial
  6. Problemas de lenguaje y escritura
  7. Distracción y pérdida de objetos
  8. Dificultades en la toma de decisiones
  9. Aislamiento de las actividades sociales
  10. Cambios de humor y personalidad

Tratamiento contra el Alzhéimer

1,000+ Free Care & Doctor Illustrations - Pixabay

El Alzhéimer no tiene aún cura. Algunos fármacos ayudan a aliviar el deterioro cognitivo y los síntomas conductuales. Los más comunes son los inhibidores de la colinesterasa para la pérdida de memoria, la confusión, etc). La investigación para conseguir fármacos preventivos es muy intensa para mejorar los síntomas de la memoria y mejorar el ánimo.

En el blog encontrarás muchos artículos de las noticias neurocientíficas sobre las novedades.


El Párkinson


El párkinson es una enfermedad neurodegenerativa en la que hay muerte de neuronas en una región del cerebro denominada substantia nigra. Suele haber pérdida de la producción de la dopamina y se producen alteraciones en el control de los movimientos. En el cerebro con Párkinson se observan agregados insolubles denominados cuerpos de Lewy, formados por una proteína denominada alfa sinucleína que contribuyen a la patología, como se ven en la foto.

Síntomas típicos del Parkinson

  1. Alteración motora (temblores, debilidad muscular, etc)
  2. Depresión y aislamiento social
  3. Pérdida del olfato
  4. Insomnio
  5. Estreñimiento
  6. Fatiga crónica
  7. Sudoración excesiva
  8. Incontinencia urinaria
  9. Problemas a la hora de escribir o hacer trabajos manuales

Tratamiento contra el Párkinson

El párkinson es incurable todavía. Cada vez hay más evidencias de que los desarreglos intestinales podrían estar en la base de la enfermedad. Existe una amplia farmacología basada en el control de la producción de dopamina, de la acetilcolina, ansiolíticos, antidepresivos y otros. En algunos casos, también se puede recurrir a la cirugía y a tratamientos alternativos de estimulación como la auriculoterapia. En el blog hay muchos artículos al respecto.


Artículos relacionados con enfermedades del cerebro

  • Inflamación del intestino y riesgo de demencia
    La salud deficiente del intestino puede tener importantes secuelas para el cerebro. En este sentido, un nuevo estudio ha demostrado que las personas que tienen enfermedades intestinales inflamatorias tienen un riesgo dos veces mayor de desarrollar demencia.
  • Insomnio y depresión
    El insomnio es cada vez más frecuente. Afecta a más de la mitad de la población adulta. Algunos estudios además correlacionan el insomnio continuado con una mayor frecuencia de depresión en los mayores.
  • El efecto beneficioso de observar jardines japoneses para la demencia
    Las demencias como Alzheimer que afectan a tantas personas en el mundo son enfermedades complejas con muchos parámetros. Por tanto, la farmacología no es la única manera de aliviar los síntomas. Un nuevo estudio ha demostrado que observar jardines japoneses es un estímulo visual que mejora el estrés psicológico, la capacidad de lenguaje y la memoria en personas con Alzheimer.
  • El ácido clorogénico del café mejora la memoria y la muerte neuronal tras una lesión cerebral
    Cuando se produce una isquemia cerebral se reduce el flujo sanguíneo en una zona concreta del cerebro. Como consecuencia, se reduce el transporte de oxígeno y alimentos para las células por lo que las neuronas pueden resultar perjudicas y mueren. Una de las zonas más afectadas es el hipocampo (una región del cerebro que participa en la gestión de la memoria y la orientación espacial). Por consiguiente, las personas que sufren una isquemia cerebral pueden ver mermadas sus facultades memorísticas y el sentido de la orientación.
  • ¿Qué tipo de probióticos se pueden utilizar para la epilepsia?
    Esta pregunta me la formuló Cynthia, una seguidora de mi blog. La patogénesis de la epilepsia está asociada a mecanismos complejos que no se pueden reducir a un simple tratamiento con probióticos. Sin embargo, también se propone una afección intestinal que podría influir en las crisis epilépticas. En este artículo te comento la respuesta para Cynthia,…
  • Los trastornos depresivos pueden mejorar con probióticos.
    Los trastornos depresivos mayores afectan a gran número de personas en el mundo. No todos los tratamientos son eficaces en todos los casos. Las investigaciones recientes apuntan a que la depresión conlleva un aumento de los parámetros inflamatorios en el organismo, en los que el intestino desempeñaría un papel fundamental. Incluso algunos probióticos (bacterias intestinales vivas) y prebióticos (alimentos para las bacterias) han demostrado ciertos efectos anti-depresivos y anti-inflamatorios.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *